Mientras que la terapia tradicional readapta al individuo a la sociedad productiva, considerando que una personalidad bien adaptada es sana e ignorando todos los aspectos que van mas allá de la personalidad ( el “Yo” ), la terapia transpersonal apunta a una realidad transcendente y cultiva la desidentificación con los procesos físicos, mentales y espirituales. El hecho de adaptar al individuo a la sociedad ya no es el objetivo de la psicoterapia más moderna, es decir la transpersonal.

Lo que la terapia transpersonal hace, es conseguir que los pacientes o mejor dicho que las personas que participan en ella y la practican lleguen a los siguientes objetivos:

  1. Sensibilidad y claridad perceptiva
  2. Capacidad de ver las cosas como son, libres de las influencias deformadoras como son el deseo, la aversión, la ignorancia y el miedo.
  3. Reconocimiento, admisión e integración de los atributos considerados como negativos e incongruentes de la imagen que uno tiene de si mismo denominado “La Sombra”

La psicología anteriormente ignoraba temas psicológicos como la conciencia cósmica, la transcendencia, el éxtasis, las experiencias místicas, la meditación e incluso la sinergia interindividual y entre especies, mientras que la psicología o terapia transpersonal las trae de vuelta y se enfoca mas en el reconocimiento de la espiritualidad y las necesidades transcendentales, enfocándose en un amor cósmico o transcendental donde todo esta interconectado en un mundo holistico, orientando al paciente a una sostenida observación. Una atestiguación que en sí misma ya es curativa, ya que el sujeto además de observar el contenido mental, gracias a esta observación, da paso a desidentificarse progresivamente de él como por ejemplo : “Yo no soy mis pensamientos, sino que son solo pensamientos de mi mente” .

El verdadero desarrollo del hombre depende de su comuníon con lo que transciende”

Abraham Maslow

Al igual que las personas tienen diferentes partes, la terpaia transpersonal trabaja tambien en diferentes partes o etapas y en diferentes planos para conseguir una terapia mas completa y holistica.

Las partes o etapas de la terapia transpersonal son las siguientes:

  1. El Ego: en esta etapa, se entrena a la persona a observar su conflicto, aprendiendo a dirigir su mirada interior y aumentando el autoconocimiento, tomando consciencia de sus patrones mentales y emocionales, que le causan inquietud y sufrimiento. La persona comienza a asumir y considerar su situación de crisis personal, como una oportunidad para la transformación y el crecimiento.
  2. Reprogramación: en esta etapa, la persona aprende a nombrar sus diferentes partes internas y a crear nuevos patrones de pensamiento, más saludables y de acuerdo con sus verdaderas necesidades, pudiendo elegir lo que quiere vivir, dándose cuenta que los hechos en sí son neutros (las circunstancias no son positivas, ni negativas), que es su mente quien se encarga de interpretarlos, y que al cambiar la interpretación de los acontecimientos, afecta su vida futura. El sólo hecho de volverse más consciente, le da la posibilidad de elegir e intervenir, decidiendo que es lo mejor para su vida.
  3. Esencia: en esta etapa, la persona construye “un puente” entre su mente pensante o ego, y su realidad esencial o nivel transpersonal. A medida que avanza, se reconoce como un ser espiritual experimentando, donde el juicio, la crítica, la culpa, el miedo, el dolor, dejan de ser los programas generadores de realidades y se abre paso a un despertar de consciencia.

Los planos en los que trabaja la terapia transpersonal son los siguientes:

  1. Físico: Entender a nuestro cuerpo como un aliado que nos informa de aquello que no logramos reconocer en nuestro interior. Las manifestaciones, dolencias y/o enfermedades pasan a ser una oportunidad de crecimiento.
  2. Emocional: Aprender a reconocer las creencias y emociones que hemos aprendido a lo largo de la vida y que nos generan limitaciones y dolor.
  3. Mental: Reconocer los programas inconscientes limitadores, que dominan nuestra vida. Los cuales generan la realidad concreta de nuestro día a día.
  4. Espiritual: Trabajar en la expansión de la consciencia, en el desarrollo del “darse cuenta” y del “estar presente” 

Como en todo en este mundo siempre hay diversas formas y tecnicas para trabajar cualquier tipo de problema o enfermedad, en la terapia transpersonal algunas de ellas son:

  1.  Respiración consciente: es la puerta de entrada a la relajación y permite entrar en zonas de la mente y observar lo que sucede.
  2. Relajación: sus beneficios, se observan tanto en el plano fisiológico,como en el plano psíquico y espiritual. Favorece una actitud de paz interior, equilibrio y ecuanimidad.
  3. Atención Plena: se trata de tomar consciencia de cada instante, cultivando la capacidad de estar atento al momento presente, al aquí y ahora, deteniendo los automatismos y las reacciones automáticas. La práctica nos ayuda a dirigir nuestra propia energía en momentos de tensión.
  4. Regresión: sirve para llegar a la raíz del problema, de los patrones de conducta que traen conflicto. Se utiliza para revisar la biografía oculta, sacando a luz los hechos inconscientes que han afectado y afectan a la salud física, psicológica y emocional. Nos da información acerca del origen de las limitaciones,miedos, bloqueos o enfermedades físicas, y nos permite actuar sobre ello, modificándolo.
  5. Sanación del niño interior: el niño interior es una identidad que convive con el adulto que todos poseemos dentro. Este ejercicio, ayuda a superar la inseguridad, la carencia afectiva, el desamparo, la necesidad de aprobación y protección.
  6. Técnica perdón con los padres: el perdón tiene un poderoso efecto sanador, la compasión, la comprensión y el reconocimiento, aportan un sentimiento de serenidad y paz profunda, ayudando a sanar rencores y emociones tóxicas.
  7. Ejercicios de identificación con la consciencia testigo: muy recomendado para descondicionar la mente de los pensamientos, cuando la persona desea trascender el ego racional a una realidad espiritual, que no tiene que ver con la moral, dogmas, ni esperanzas de amparos en el más allá.
  8. Meditación: observar el devenir de los pensamientos, sensaciones, respiración, sin identificarse.

 

Las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros, son las que verdaderamente curan nuestras enfermedades”

Hipócrates

Si requieres terapia u otros servicios de salud mental ¡LLAMAME!  o ponte en contacto conmigo para pedir cita.

Call Now Button1º SESIÓN GRATUITA
1º Sesión gratuita y ademas los pensionistas, jubilad@s, desemplead@s y estudiantes disfrutaran de un 50% de descuento. Pulsa en el botón Escríbeme!!!
Powered by